El presidente de Cruz Roja en Chile, Patricio Acosta, ha asegurado que la cifra de heridos en las protestas que se suceden desde el 17 de octubre asciende a más de 2.500, al tiempo que ha apuntado que el balance entregado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que sitúa el número en 1.570, se queda “corto”.

En este sentido, la disonancia en las cifras puede explicarse porque, según ha recalcado Acosta, “hay muchos atendidos que no van al puesto ni a los hospitales por temor a quedar detenidos”.

Además, según ha precisado, Cruz Roja no contabiliza a las personas que tienen “una pequeña herida, un corte pequeño que se le hace una curación y se le pone un parche”.

Por último, Acosta ha indicado que tampoco consideran los efectos de los gases lacrimógenos, por los que muchos recurren a asistencia con problemas en la vista o en la piel.

“Por lo tanto, creo que la cifra es mayor”, ha zanjado el presidente de Cruz Roja en Chile, que también ha advertido de que existen otros grupos que están prestando ayuda y cuyos números tampoco se conocen.

FUENTE:eitb.eus